Buscador

Buscas algo?

Estos son los últimos especímenes llegados a nuestra redacción

0

Durante julio y septiembre del año 2001, en la comarca de Kerala, en India, ocurrió un extraño fenómeno que sigue intrigando a los científicos. Una lluvia espesa y roja como la sangre estuvo...

Historia:

Durante los meses de julio y septiembre del año 2001, en la comarca de Kerala, en India, ocurrió un extraño fenómeno que sigue intrigando a muchos científicos desde entonces. Una lluvia espesa y roja como la sangre estuvo cayendo del cielo de forma intermitente durante dos meses. La lluvia manchaba la ropa y secaba las hojas de algunas plantas y era espesa como la sangre humana.


 




Las primeras hipótesis que se barajaron fueron que la lluvia se había tintado con arena del desierto arábigo, pero se descartaron pronto por ser este un hecho bastante común y bastante fácil de identificar, y no tenía nada que ver con esta extraña lluvia sangrienta.


 



 


Más tarde la teoría  que más fuerza ha tomado hasta hace poco, es la de la expulsión terrestre de algas o hongos en modo de esporas o células, acumulándose en la estratosfera hasta caer en forma de lluvia. Esta teoría puede ser creíble porque los tornados o pequeños ciclones son capaces de elevar hasta las nubes lechos de algas sin demasiada complejidad. Las leyendas de lluvias de ranas o peces no son más que esto, ciclones vaciando pequeñas charcas y todo su contenido. Ahora bien, existen pequeños inconvenientes o contradicciones contra esta teoría, primero, se calcula que cayeron unas cincuenta toneladas de estas partículas desde el cielo, lo cual es una cantidad bastante desorbitada para tratarse de un pequeño ciclón y no se tiene noticia de grandes ciclones en aquellas fechas y aquel lugar.



 


 Por otro lado, una lluvia intermitente durante dos meses y centrada en aquella zona es algo extraño ya que los chubascos no son estáticos y se trasladan por la geografía. Es lógico pensar que la zona afectada debería de haber seguido un patrón y no haberse reducido a esa comarca durante tantos días. En tercer lugar, en esto hay algunas contradicciones, la falta de ADN en las muestras recogidas. Todas las moléculas a excepción de los eritrocitos (sangre humana), contienen ADN. Esto da mucho que pensar porque tampoco sabemos si las células traídas a través del cosmos deberían de tener ADN tal y como nosotros lo conocemos.


 




Aparecieron también otras teorías como que la lluvia roja fue material arrastrado por la cola de algún cometa o incluso en el interior de algún meteorito que al desintegrarse en la entrada a la atmósfera lo liberó.



 


Las últimas noticias sobre estos estudios son sin duda las más inquietantes. Los científicos Godfrey Louis y A. Santhosh Kumar, han descubierto que la longitud de onda de su fluorescencia varía en función de la estimulación que reciben. Esta peculiaridad no se repite en ningún organismo conocido. Estos investigadores creen que este hecho, junto a que puedan reproducirse a 300 grados centígrados, indica que “son posiblemente de origen extraterrestre”.



Otra posibilidad que se barajó, es la religiosa afirmando que se trataba de una prueba más que factible de que el Apocalipsis se avecina. No obstante, lo más probable es que se trate de un claro caso de panspermia o propagación de vida entre planetas, ya que muchos creen que la vida en nuestro planeta se originó hace millones de años de un modo similar.


Comentarios


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.