Buscador

Buscas algo?

Estos son los últimos especímenes llegados a nuestra redacción

0

La pequeña isla de Poveglia entre Venecia y Lido, al norte de Italia, sigue estando prohibida en nuestros días y es conocida como la isla "del no retorno" o la isla "de los muertos" por sus ...

Historia:

La pequeña isla de Poveglia entre Venecia y Lido, al norte de Italia, sigue estando prohibida en nuestros días y es conocida como la isla "del no retorno" o la isla "de los muertos" por sus mitos y leyendas.


 La isla de Poveglia se sitúa entre los lagos de Venecia, cerca de Lido, al norte de Italia en Europa. Fue un pequeño estado, albergaba un convento, pero la peste que se propagó durante la Edad Media acabó con esta isla.



 


Cada infectado, sospechoso de poder estarlo o directamente cualquier fallecido por peste era llevado a Poveglia. Los moribundos se confundían con los cuerpos sin vida que eran arrojados, por los guardias venecianos, a ingentes fosas que posteriormente 'purificaban' quemándolas. Durante todas las grandes plagas posteriores se actuó del mismo modo en la isla, de ahí su apodo de la 'isla de los muertos' -se estima que más de 300.000 seres humanos pasaron y murieron allí-.



 


 


HISTORIA DE LA ISLA MALDITA DE POVEGLIA


La historia de la isla de Poveglia comenzó en la época romana. En esos tiempos se usaba para aislar a los enfermos de peste y demás enfermedades infecciosas del resto de la población. Algo que más tarde volvería a ocurrir.


 




 


 En el Renacimiento (siglo XIV ) Europa sufrió una horrible plaga de peste bubónica. En Venecia especialmente, un lugar del que era imposible escapar, sus sucias aguas, la humedad y el trasiego de mercaderes hicieron el resto.


Se llegó a tal extremo que no había sitio dónde dejar los cadáveres, se apilaban como montañas de naipes, pero no era suficiente y había que buscar una salida a la situación desesperada. Ante tal desastre humano las autoridades de la ciudad deciden que los cuerpos sean trasladados a la isla de Poveglia.


 


 


Un pequeño canal divide la isla  de Poveglia en dos partes y a día de hoy su visita está prohibida.


 


Los cadáveres eran trasladados a la isla y en enormes fosas eran incinerados. Mientras Venecia y media Europa era devastada por la peste negra, según un censo de la época fue aniquilada más de un tercio de la población europea.


Las autoridades médicas y civiles decidieron que no sólo había que llevar a los muertos, sino también a los que padeciesen los síntomas. Hasta allí eran arrastrados hombres, mujeres y niños todavía vivos y lanzados a las piras crematorias. En pocos años más de 160.000 personas acabaron sus días en aquella isla.


 


Tal fue el enorme crematorio que se originó y tal fue la cantidad de restos humanos calcinados que a día de hoy el oleaje aún arrastra despojos humanos a las costas más cercanas a la isla.



 


Nadie puede visitar la isla salvo los dueños de los viñedos que allí existen, incluso los pescadores temen acercarse al lugar por si acaso sus redes capturan huesos humanos. Y al contrario de lo que pueda parecer, y aunque el núcleo de la isla es los restos humanos,parece que son muy buenos para las vides que se plantan allí.


 


EL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO DE LA ISLA DE POVEGLIA


En el año 1922 construyeron un psiquiátrico con una iglesia y uncampanario que puede verse en toda la isla. Los recluidos allí (enfermos mentales, psicópatas)  fueron los primeros en informar de que veían a los fantasmas de las víctimas de la peste y escuchaban los lamentos de sus espíritus atormentados por el sufrimiento.



 


Los pacientes contaban historias de fantasmas que tocan las campanas de la iglesia a medianoche, leyendas que calaron entre los venecianos. Además el director del manicomio comenzó a experimentar con los pacientes -como trepanaciones y lobotomías para agujerear el cerebro- y con todo tipo de torturas.


Pero los supuestos fantasmas que moraban en Poveglia también entraron en la mente del director y en su locura se lanzó desde la torre del hospital.


 


 


Después de este suceso la isla volvió a quedar vacía y fue cerrada hasta que una familia la compró. Todavía hoy son los dueños pero desde la lejanía ya que sólo la habitaron durante un día en el que vivieron un extraño suceso, que nunca quisieron desvelar, pero del que su hija salió herida, teniendo que recibir 14 puntos en la cara. Actualmente la familia solo utiliza Poveglia para plantar sus viñedos, pero solo por el día.


Todos los que van allí salen atemorizados por los lamentos que escuchan y el extraño ambiente que se respira. 


 


 


 


 


Comentarios


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.