Buscador

Buscas algo?

Estos son los últimos especímenes llegados a nuestra redacción

0

El Minhocao llamado también "el Monstruo Amazónico", según algunos estudios estos ejemplares podrían ser unos parientes lejanos de una especie desaparecida hace 40 millones de años, el Gigan...

Historia:
En 1907 el Coronel Henry Fawcett exploraba la cuenca del rió Amazonas por encargo de La Real Sociedad Geográfica, cuando pudo ver junto a los nativos que los acompañaban una enorme Anaconda, si es que era una Anaconda, cuyo tamaño fue calculado en 18 metros, sobre la que abrieron fuego repetidas veces. Pero no parece ser el único avistamiento ocurrido en una de las zonas más inexploradas del planeta.
Los indígenas brasileños llaman MINHOCAO a una supuesta serpiente imaginaria que cuando se sumerge en el río hace crecer las aguas, lo que irremediablemente no lleva a recordar el caso del padre Víctor. El 22 de mayo de 1922 el misionero Víctor Heinz, avistó junto con los indígenas que navegaban con él y sobre las tres de la tarde, tras una crecida del río, lo que describieron como una serpiente gigante de unos 24 metros de largo. El animal estaba en actitud de descanso, tras haber devorado animales de gran tamaño, según explicó uno de los indígenas que parecía haber tenido mas de un avistamiento de esta serpiente.
Las ultimas noticias que se tienen de serpientes de este tamaño nos sitúan en la población de Mainas, de nuevo en la Amazonia, a unos 250 Kms. de Lima. La población de este pueblo parece estar aterrorizado por la presencia de una serpiente de unos 26 metros de largo y 3 de circunferencia.
Incluso el alcalde del pueblo confirma este hecho, afirmando que “hasta ahora han sido 6 los testigos que afirman haberla visto, pero los otros 300 habitantes están aterrorizados, y llegan a situar a este monstruo en el río Napo”. Luis Lluma es uno de estos testigos y afirma que “tiene el tamaño de dos autobuses juntos” y “era negra, muy negra”.
Según algunos estudios estos ejemplares podrían ser unos parientes lejanos de una especie desaparecida hace 40 millones de años, el Gigantophis del Eoceno Medio, pero aun así estos ejemplares del Eoceno median alrededor de 15 o 20 metros, más pequeñas que las que describen el Padre Víctor y el Coronel Henry Fawcett entre otros. Por lo tanto estaríamos hablando no ya de un ejemplar de la familia de un fósil, sino de una nueva especie o de un crecimiento anormal en las especies conocidas hasta hoy producidos por algún motivo desconocido.
Incluso algunos investigadores se atreven a afirmar que este “monstruo” es muy similar a otros observados en diferentes lagos del planeta, como por ejemplo el Ogopogo en el Lago Okanagan, Canadá, pudiendo tratarse de una misma familia de especies.

UN INSÓLITO RELATO.

A finales de Abril de 1711 un hombre identificado como Jean Tinner, vio en la montaña de Frumsemberg, Suiza, “una serpiente con cabeza levantada sobre varios de tortuosos pliegues que formaban su cuerpo de tonos grises y negros, por lo menos media siete pies (mas de dos metros) de largo, con cabeza parecida a al de un gato y sin patas”. Tinner la disparo con su mosquete y la hirió, posteriormente la mataría con su padre, pero desgraciadamente sus restos no se conservaron. Sin embargo las quejas de los vecinos de la región de que sus vacas aparecían si leche, desaparecieron con la muerte del animal.


Comentarios


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.